Proyecto: El cuerpo en movimiento

DURACIÓN: Anual

FUNDAMENTACIÓN:

La expresión corporal es una disciplina artística y es uno de los lenguajes de los que se vale el hombre para expresarse y comunicarse consigo mismo y con su entorno natural y social. Sus aspectos constitutivos tienen vínculos profundos con la imaginación y la creatividad.

Con este proyecto se intentará generar un espacio cálido y activo que ayude a la integración y vinculación dentro del grupo, respetando momentos y consignas.

ESCENARIO PEDAGÓGICO:

La mayoría de las actividades se realizarán en el SUM, propiciando un ambiente amplio para el desarrollo de las mismas. En ocasiones se trabajará en la sala,, llevando mesas y sillas hacia los rincones, pudiendo así formar rondas y realizar actividades que impliquen menor desplazamiento.

PROPÓSITOS:

  • Ofrecer experiencias de actividad corporal que favorezcan la progresiva adquisición de nuevos repertorios de movimientos que permitan expresar su emocionalidad y su imaginación.
  • Desarrollar la creatividad y la sensibilidad en los niños a través de la improvisación corporal.
  • Organizar situaciones de interacción a través del movimiento para que logren comunicarse corporalmente con los otros: en parejas, tríos, grupos pequeños, entre otras.

CONTENIDOS

POSIBLES ACTIVIDADES

POSIBLES ESTRATEGIAS

Actividades iniciales:
  • Exploración de los movimientos del cuerpo.
  •  Exploración del espacio.
  • Exploración de las calidades del movimiento (velocidades, intensidades y dirección del movimiento).
  • Improvisación.
  • Recorremos el espacio.
  • Caminamos con pasos cortos y luego con pasos largos.
  • Trotamos, corremos, saltamos, salticamos.
  • Imitamos movimientos de distintos animales.
  • Escuchamos canciones instrumentales y nos desplazamos lento/rápido por el espacio.
  • Se les propondrá a los niños que exploren el espacio caminando libremente, movemos los brazos acompañando el caminar. Luego con diferentes alternativas.
Actividades centrales:
  • Jugamos con la canción “El marinero baila”.
  • Escuchando la canción, se irán reconociendo diferentes partes del cuerpo (dedos, manos, brazos, codos, hombros, cabeza, pies)
  • Exploración del vínculo en la interacción con los otros y con los objetos.
  • Nos colocamos todos frente a un compañero e imitamos los movimientos.
  • La docente se parará frente al grupo realizando diversos movimientos que los niños deberán imitar. Luego se elegirá a un niño para que pase al frente y realice nuevos movimientos.
  • Jugamosal espejo en parejas.
  • Se dispondrá a los niños en parejas, el niño “espejo” deberá imitar los movimientos del niño reflejado.
  • Jugamos al juego de las sillas.
  • Se colocarán en círculo tantas sillas como niños haya, al escuchar la música, los niños deberán trotar alrededor de las mismas sin tocarlas, cuando la música se silencie, deberá, sentarse en una silla. Se irán sacando de a una las sillas hasta que quede un ganador sentado. Los niños que no logren sentarse, animarán al resto de sus compañeros.
  • Jugamos al juego de las estatuas.
  • Se escuchará una canción movida para que los niños bailen, cuando se silencie, deberán pararse en el lugar sin moverse, como si fueran estatuas.
  • Bailamos en pareja e intercambiamos las mismas.
  • Dispuestos en parejas, los niños deberán elegir a un compañero y bailar agarrados de la mano, cuando se silencie la canción, deberán buscar un nuevo compañero para bailar.
  • Jugamos con pañuelos
  • Se les entregará a cada niño un pañuelo y se les pedirá que elijan un lugar lejos de otros compañeros. Se atenderá a las siguientes consignas: lo hacemos bailar, lo colocamos en el suelo y nos sentamos sobre él, lo rodeamos caminando, lo saltamos, formamos un caminito con todos los pañuelos y lo atravesamos con las piernas abiertas, ¿Qué más se les ocurre?.
  • Jugamos con aros
  • Se les entregará a cada niño un aro y se les pedirá que elijan un lugar lejos de otros compañeros. Se atenderá a las siguientes consignas: recorremos el lugar llevando el aro con distintas partes del cuerpo, lo hacemos girar, lo intercambiamos con un compañero en movimiento, lanzamos el aro e intentamos agarrarlo antes que toque el suelo, lo apoyamos en el suelo y nos desplazamos sin tocarlos, escuchamos una canción y cuando se para, nos paramos dentro del aro, caminamos sobre el aro, apoyamos distintas partes del cuerpo dentro del aro, ¿Qué más se les ocurre?.
  • Jugamos con telas
  • Se dispondrá a los niños en cuatro grupos y se les entregará a cada grupo una tela de diferente color. Se atenderá a las siguientes consignas: nos agarramos de la tela y giramos con la tela tocando el piso y luego con la tela en alto, caminamos hacia el centro y luego nos estiramos, la sacudimos hacia arriba y hacia abajo, nos colocamos bajo la tela y nos desplazamos por el espacio, ¿Qué más se les ocurre?.
  • Utilizamos elementos no convencionales Escuchamos distintas propuestas de los niños para trabajar con los nuevos materiales.
  • Solicitaremos con anticipación diferentes elementos no convencionales (tapitas de gaseosa, porras, latas, tubos de cartón, cajas, etc.) y se les pedirá a los niños que propongan nuevas actividades para trabajar.
Momento de relajación:
  • Producción de mensajes.
  • Nos sentamos en ronda y gesticulamos de acuerdo a la consigna.
  • Se les propondrá a los niños que se dispongan en ronda y la docente realizará movimientos gestuales que los niños deberán imitar. Luego se elegirá a un niño para que sus compañeros imiten.
  • Escuchamos música y relajamos el cuerpo sentados.
  • Con música suave, se les pedirá a los niños que, sentados en ronda, atiendan a las siguientes consignas: estiramos las piernas, intentamos tocarnos la punta de los pies, nos balanceamos suavemente, movemos las manos en círculo, luego los brazos, hombros y cuello. Luego nos levantamos despacio y regresamos a las actividades cotidianas.
  • Escuchamos música y relajamos el cuerpo acostados.
  • Se propondrá a los niños que elijan un lugar lejos de sus compañeros, poniendo atención a las siguientes consignas: Nos recostamos en el suelo boca arriba, cerramos los ojos, estiramos los brazos hacia arriba, hacia los costados, abrimos y cerramos las piernas, las levantamos suavemente, hacemos “angelitos”, luego nos levantamos despacio y regresamos a las actividades cotidianas.
Comparte con tus amigos: