Conversar acerca de la higiene

antes de ingresar a la cocina es fundamental comenzar lavándonos las manos, atándonos el cabello y, en caso de tener, utilizar delantal para que no se nos ensucie la ropa.

Acordar qué vamos a cocinar

Elegir algún postre sencillo o preparación simple si es de las primeras veces que cocinan junto a los/as niños/as, poco a poco van a ir tomando más confianza y se desenvolverán con mayor seguridad.

Seguir instrucciones

Observar la receta, buscar los ingredientes y utensilios que se necesitan y cumplir paso a paso las indicaciones; es importante tener todos los elementos antes de comenzar para contribuir al orden y asegurarnos de que no nos falte nada.

Conocimiento e información

Incluir alimentos saludables en las preparaciones es una buena oportunidad para conversar acerca de sus propiedades y beneficios, y que, al momento de comer, los acepten sin dificultades.

Rituales

Los almuerzos o cenas son momentos de encuentro entre todos los integrantes de la familia. Poner la mesa es una buena actividad para que realicen los/as niños/as desde temprana edad. Los ayudará a tener mayor conocimiento acerca de dónde se guardan los platos, vasos, cubiertos, etc., cuántas servilletas se necesitan, si va a hacer falta sacar los aderezos de la heladera, entre otras cosas.

Todos juntos

Todas las actividades relacionadas a la comida conllevan una gran responsabilidad y son muchos los beneficios que contraen. Incentivemos a los niños a formar parte de esta experiencia. Será un buen aprendizaje y se divertirán en familia, sin importar las consecuencias.

Siguiente entradaLeer más artículos

Deja una respuesta