Poesía: Mis manos


Mis manos sirven para comer
y también para beber,
ellas me lavan, ellas me peinan,
sirven de apoyo en la escalera

con ellas pinto, con ellas juego,
hago caricias, pero no pego,
las manos hablan al aplaudir
cuando llamamos y al despedir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hay un comentario en “Poesía: Mis manos