Poesía: Mi corazón

Mi pecho es una cajita
que guarda mi corazón
con el que siento alegría,
paz, felicidad y amor.

Si acerco mi mano a él
lo escucho hacer tic-tac,
está bombeando la sangre
que por todo el cuerpo irá.

¡Qué órgano más importante!
¡Qué bonita es su función!
Porque, además de darme la vida,
me hace sentir amor.

Poesía: Dulces Pascuas

Un conejito saltarí­n
con la Pascua ya llegó
y una canasta con sorpresas
para mí, el dejó.

Dentro de la canasta
habí­a un huevo reluciente,
envuelto en un papel
de celofán transparente.

Un huevo de chocolate
decorado con dos flores,
que en su interior tení­a
sorpresas de mil colores.

Juguetes, caramelitos,
también confites de anís,
es una tradición dulce
que me hace muy feliz.

-Leonardo Antivero-