Poesía: La noche y el día


Cuando es de día
brilla mucho el sol,
todo lo alumbra
y nos da calor.

Luego, poco a poco,
se va escondiendo,
y cuando es muy tarde
se queda durmiendo.

Entonces la luna
cumple su deseo,
llama a las estrellas
y se van de paseo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *