Un 17 de agosto de 1850, queda registrado el fallecimiento del General José de San Martín, a sus 72 años, en Boulogne sur Mer, Francia.   

San Martín es considerado una de las máximas figuras en la independencia de Sudamérica. Es reconocido por su valor y compromiso durante las campañas revolucionarias que abrieron paso a la búsqueda y conquista de la libertad de países como Chile, Perú y Argentina, ante el dominio político y económico de España, principalmente.

Con su frase célebre “Seamos libres, lo demás no importa nada”, impulsó a sus soldados a defender la Patria, y a dar su vida por ella, con honor y valentía.

Símbolo de justicia y generosidad, contagió su espíritu de lucha en la construcción de un mejor porvenir de la unidad latinoamericana, pese a la ambición de los colonizadores.

Como cada 17 de agosto, conmemoramos su vida y obra, haciendo el reconocimiento que merece una de las figuras más destacadas de entre las que emergieron en la época de los movimientos independentistas.

San Martín, Padre de la Patria, dejó un gran legado como prócer nacional. Sus ideales y enseñanzas son replicados en la actualidad en cada Instituto de Enseñanza, contribuyendo en la construcción de una sociedad más justa y solidaria.

Deja una respuesta