Día Mundial de la Salud – 7 de Abril

Desde 1950, el 7 de abril se celebra en todo el mundo el Día de la Salud en conmemoración a la fundación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este día supone una campaña a nivel mundial invitando a todos a atender un problema de salud con repercusiones en todo el planeta; el tema de este año -2015- es la Inocuidad de los alimentos.

Inocuidad de los alimentos

Los riesgos que conllevan los alimentos insalubres crecen a medida que aumenta la globalización de los suministros. En el último año se ha contemplado la muerte de 2 millones de personas aproximadamente por consumo de alimentos en condiciones de insalubridad y se han detectado más de 200 enfermedades que causan las bacterias, virus, parásitos y sustancias químicas que éstos contienen.

La OMS puso en alerta esta problemática evidenciando la necesidad de reforzar los sistemas que velan por la inocuidad de los alimentos en todos los países. El objetivo es informar y fomentar medidas destinadas a prevenir, detectar y buscar soluciones viables a los brotes de enfermedades que los alimentos transmiten.

Apelando a una buena causa, la OMS junto a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) invita a los países a participar de esta campaña informativa y a ejecutar la concientización en el grado de responsabilidad que se debe asumir: desde los campesinos y los fabricantes hasta los vendedores y los consumidores.

Cinco claves para la inocuidad de los alimentos

  • Clave 1: Mantenga la limpieza
  • Clave 2: Separe alimentos crudos y cocinados
  • Clave 3: Cocine los alimentos completamente
  • Clave 4: Mantenga los alimentos a temperaturas seguras
  • Clave 5: Use agua y materias primas inocuas

Actividades y recursos para trabajar «Los Alimentos» en el jardín:

Modelo de notas para presentación de la mascota de la sala

1 – Hola! Me voy a presentar, mi nombre es [Nombre del animal/muñeco] y a partir de hoy voy a recorrer las casas de los niños de Sala [Nombre o color de la sala].

Mi intención es conocerlos un poquito más, que me presenten a su familia y poder conocer sus gustos y juegos preferidos.

Les pido que me cuiden mucho y compartan lindas experiencias conmigo.


2 – ¡Hola Sala [Nombre o color de la sala]!

Los invito a compartir un día maravilloso conmigo, lleno de juegos y alegría.
Por turnos, iré visitando las casas de cada uno de ustedes y pasaré un día entero con su familia, podremos compartir cuentos, canciones, paseos y más.

Recuerden que al otro día debo volver al jardín para contar todo que hicimos juntos.
¡Nos vamos a divertir!

Firma: [Nombre del animal/muñeco]


3 – Este es un mensaje especial para todos los niños de Sala [Nombre o color de la sala]:

Este animalito/muñeco siempre viajará,
y muy contento debe regresar
al Jardín [Nombre de la institución]
con muchos recuerdos de lo que vivirá.

Deben cuidarme mucho
y devolverme sanito.
Nos divertiremos tanto
siempre que estemos juntitos.

Día Mundial del Teatro – 27 de Marzo

Proyecto relacionado: Armamos un teatro en el jardín

El teatro conmueve, ilumina, incomoda, perturba, exalta, revela, provoca, trasgrede. Es una conversación compartida con la sociedad. El teatro es la primera de las artes que se enfrenta con la nada, las sombras y el silencio para que surjan la palabra, el movimiento, las luces y la vida.

 

Manifiesto del Teatro 2006, Un rayo de esperanza

El día 27 de marzo se celebra el Día Mundial del Teatro, establecido en 1961 por iniciativa del Instituto Internacional del Teatro (ITI), organización internacional no gubernamental en el dominio de las artes escénicas.

Como parte de la conmemoración se invita a una personalidad de reconocido prestigio en el mundo del teatro a escribir el Mensaje Internacional, el cual es traducido en 20 idiomas y difundido por el mundo entero.

Poesías para el otoño

Poesías ruidosas, de hojas que bailan, que se mueven al ritmo del viento, de color marrón, naranja y amarillo.

Poesías que hacen remolinos, desnudan árboles y hacen nido.

Poesías:

La historia de la Independencia – 9 de Julio de 1916

Hace muchísimos años, allá por 1816, en la provincia más pequeña de Argentina, Tucumán, ocurrió algo muy importante: los representantes de cada provincia se reunieron allí para firmar un Acta donde declaraban la Independencia. Claro, ellos querían ser libres del rey de España.

Los representantes de cada provincia tuvieron que viajar mucho para llegar a Tucumán, en esa época no había aviones ni autos veloces como los que hay ahora. Ellos viajaban en diligencias, carretas y a caballo. El viaje era muy cansador, pasaban frío y debían comer a la orilla del camino o llegar hasta unas posadas a descansar un rato. Era un enorme sacrificio para ellos, pero estaban felices de poder hacer algo tan importante por su Patria y por el pueblo argentino que ya no quería depender de un rey de otro país.

En Tucumán todo el pueblo los estaba esperando: para recibir el Congreso, prepararon la casa más grande de la ciudad que pertenecía a la señora Francisca Bazán de Laguna.

Los representantes que habían llegado a Tucumán estaban dispuestos a trabajar mucho por la Patria; las reuniones comenzaban muy temprano y finalizaban hasta que se escondía el sol. Así, trabajaron durante varios meses.

El presidente del Congreso, Francisco Narciso Laprida, les preguntó a los congresales si querían ser libres e independientes de los reyes de España y todos contestaron: ¡Si, queremos!. Después de tanto discutir y proponer ideas, lograron ponerse de acuerdo y redactaron las nuevas propuestas en el Acta de la Independencia. Todos estaban felices: la gente del pueblo también festejaba en las calles.

Luego de que todos los congresales firmaran el Acta, se la enviaron al Rey de España para que se entere lo que estaba ocurriendo.

Grandes y chicos festejaron comiendo empanadas calientes y organizando bailes en las calles principales. Muy contentos decían todos juntos: ¡Viva la Patria! ¡Viva la Independencia! ¡Viva la Libertad!