Poesía: A mi jardín


Yo conozco un lugar
que es único y genial,
que está lleno de sorpresas
para aprender y jugar.

Tiene un gran arenero
donde podemos crear
castillos, parques y casas
o ricas tartas hornear.

Hay muchas salas con mesas
y sillitas de colores,
allí trabajamos con masa,
con pinceles y crayones.

Al patio salimos siempre
que no llueva o haga frío,
para correr, hamacarnos
y disfrutar entre amigos.

Ese lugar tan bonito
con juegos, salas y flores,
es el jardín al que vengo
todos los días señores.

Porque hoy es su dia
yo le voy a regalar
muchos besos, un “te quiero”
y un “nunca te voy a olvidar”.

Viviana Lasover

Leer Más

Poesía: Semillas maduras


Como semillitas todas apiñadas
hasta hoy unidas dentro de una flor
que se abrazan fuerte, muy emocionadas,
pues flota en el aire, la palabra adiós.

Hoy, en el jardín, esta flor se abre,
las semillas maduras quieren transitar
nuevos caminos, juntas o separadas
y en otros surcos poder germinar.

Ya llegó el momento, vuelan con el viento,
con voz emocionada, se escucha decir:
“Aunque hoy nos vamos, nunca olvidaremos
las flores hermosas de este jardín.

Seños que son flores, seños jardineras
que de semillitas saben un montón,
les aseguramos que las guardaremos
en un lugarcito de nuestro corazón.”

Nilda Zamataro

Leer Más

Poesía: ¿Cuántos vienen a la fiesta?


A la sombra de un ombú
se reunieron a organizar
los festejos pertinentes
al día del animal.

Llegó un chimango, un hornero,
un puma, una mara
y un ciervo que preguntaba
¿Cuántos invitados serán?

  1. El chimango
  2. El hornero
  3. El puma
  4. La mara
  5. El ciervo

Levantando polvareda
se acercaron a la cita
un guanaco, una vicuña,
un ternero y una mulita.

Por último y al tranquito,
llegó un tatú carreta
que le preguntaba al ciervo
¿Cuántos somos en la fiesta?

  1. El chimango
  2. El hornero
  3. El puma
  4. La mara
  5. El ciervo
  6. El guanaco
  7. La vicuña
  8. El tero
  9. La mulita
  10. El tatú carreta

Y no vino nadie más…

Leonardo Antivero

Leer Más

Poesía: El bombero


Un gato turulato
a un árbol se subió
y después le dio miedito:
un bombero lo bajó.

Ha llovido mucho tiempo,
comenzó la inundación,
navegando, en un bote
el bombero, ayudó.

El dragón jugó con fuego
y el bosque se incendió,
con avión y auto bomba,
el bombero, lo apagó.

Se le derrumbó la cueva
al osito hormiguero,
se sintió muy aliviado
cuando apareció el bombero.

Mamita, cuando sea grande
bombero yo quiero ser,
manejar el auto bomba
que está guardado en el cuartel.

Nilda Zamataro

Leer Más

Poesía: Hay trabajos y trabajos


En el día del trabajo
de trabajo se hablará,
de mañana, tarde o noche
va la gente a trabajar.

Unos dentro de sus casas,
otros tienen que viajar,
algunos pasan sus horas
trabajando aquí y allá.

Hay trabajos diferentes,
importantes por igual,
trabajar es un derecho
de toda la humanidad.

Ojalá todos pudieran
este día festejar,
porque el trabajo trae
a los hombres, dignidad.

M. Zanetti

Leer Más