Historia de la Escarapela Argentina

El origen de la escarapela no presenta datos precisos, aunque la primera fecha que se aproxima al uso de los colores celeste y blanco como distintivos es la del 19 de mayo de 1810, donde un grupo de damas de Buenos Aires se presentaron a una entrevista con el entonces coronel Cornelio Saavedra.

Meses más tarde, Manuel Belgrano envió una nota al Triunvirato solicitando que se establezca el uso de la escarapela nacional para distinguir a los ejércitos patrios de los españoles. Esta medida quedó anunciada oficialmente el día 13 de febrero de 1812.

El 18 de febrero de ese año, el Gobierno reconoció la Escarapela Nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata con los colores blanco y azul celeste.

Manteniendo el concepto de que la escarapela representa los valores de libertad y unión, Belgrano decidió diseñar una Bandera con los mismos colores y la hizo jurar nueve días más tarde, el 27 de febrero.

Comparte con tus amigos: